SECCIONES

Noticias Nidera Nutrientes
12/06/2017
Zamba propone soluciones para lograr finales felices
El herbicida Mandil Xtra Pack, compuesto por tres principios activos pertenecientes a dos modos de acción, inaugura el ciclo de buenas decisiones para lograr trigos o cebadas con éxito.

Zamba lanzó su campaña 2017 invitando a vivir finales felices. Es simple. Una siembra consciente y responsable es un gran paso para que el cultivo llegue a buen término. Y el herbicida Mandil Xtra Pack representa una combinación superior para comenzar el trigo con el pie derecho.

Este producto representa la primera de una serie de soluciones que Zamba irá develando durante la campaña a través de su canal de youtube ValorZamba y la comunicación a través de Whatsapp.
Tener un cultivo libre de malezas es una de las premisas para alcanzar altos rendimientos. En el caso de trigo y cebada, el control de malezas de hoja ancha cobra una importancia especial, ya que muchas de las principales especies que podemos encontrar en estos cultivos, de ciclo otoño-primaveral, son difíciles de controlar.

Una de las claves para enfrentar el problema es integrar distintas prácticas: rotación de cultivos, manejo cultural con variedades competitivas, ajuste de densidad de siembra, distanciamiento, y la utilización de distintos modos de acción de herbicidas. Estudios recientes también señalan que la aplicación de mezclas de principios activos es una alternativa para reducir las chances de seleccionar malezas resistentes.

Mandil Xtra Pack Zamba es un producto diseñado para lograr un amplio control de especies de hoja ancha en postemergencia de trigo o cebada y con importante residualidad para evitar la competencia de nuevos nacimientos.

Se trata de un Pack compuesto por tres principios activos pertenecientes a dos modos de acción: triasulfurón, prosulfuron y dicamba. Los dos primeros corresponden a sulfonilureas, pertenecientes al grupo de inhibidores de ALS. Formulados como gránulos dispersables, actúan de forma sistémica al ser absorbidos a través de las hojas y las raíces, y son traslocados rápidamente hacia las zonas de crecimiento, frenando el desarrollo de las malezas. Presentan una prolongada residualidad en el suelo, inhibiendo la germinación de nuevas cohortes de malezas. En el caso que la rotación incluya soja de segunda, deben transcurrir 4 meses y 150 mm de lluvia hasta la siembra del cultivo.

El tercer componente de Mandil Xtra Pack es dicamba, herbicida sistémico y perteneciente al modo de acción de auxinas sintéticas, formulado como concentrado soluble.
Mandil Xtra también se caracteriza por su versatilidad de uso en cultivos de trigo o de cebada y su flexibilidad sobre los momentos de aplicación, contando con una ventana desde 2 hojas emergidas hasta fin de macollaje.

La presentación del Pack es para su utilización sobre 20 hectáreas, a razón de una dosis de 150cc/ha de dicamba, 10 g/ha de prosulfuron y 10 g/ha de triasulfuron.

La combinación de estos tres activos permite controlar un amplio abanico de malezas de hoja ancha como quinoa, enredadera anual, viola, sanguinaria, nabo y nabón, entre otras.

Así, mientras el protagonista de la campaña publicitaria se confunde al herbicida con un mono, Zamba apuesta con humor a concientizar sobre la necesidad de proteger los cultivos con inteligencia y buen manejo.

12/06/2017 Zamba propone soluciones para lograr finales felices El herbicida Mandil Xtra Pack, compuesto por tres principios activos pertenecientes a dos modos de acción, inaugura el ciclo de buenas decisiones para lograr trigos o cebadas con éxito.

Zamba lanzó su campaña 2017 invitando a vivir finales felices. Es simple. Una siembra consciente y responsable es un gran paso para que el cultivo llegue a buen término. Y el herbicida Mandil Xtra Pack representa una combinación superior para comenzar el trigo con el pie derecho.

Este producto representa la primera de una serie de soluciones que Zamba irá develando durante la campaña a través de su canal de youtube ValorZamba y la comunicación a través de Whatsapp.
Tener un cultivo libre de malezas es una de las premisas para alcanzar altos rendimientos. En el caso de trigo y cebada, el control de malezas de hoja ancha cobra una importancia especial, ya que muchas de las principales especies que podemos encontrar en estos cultivos, de ciclo otoño-primaveral, son difíciles de controlar.

Una de las claves para enfrentar el problema es integrar distintas prácticas: rotación de cultivos, manejo cultural con variedades competitivas, ajuste de densidad de siembra, distanciamiento, y la utilización de distintos modos de acción de herbicidas. Estudios recientes también señalan que la aplicación de mezclas de principios activos es una alternativa para reducir las chances de seleccionar malezas resistentes.

Mandil Xtra Pack Zamba es un producto diseñado para lograr un amplio control de especies de hoja ancha en postemergencia de trigo o cebada y con importante residualidad para evitar la competencia de nuevos nacimientos.

Se trata de un Pack compuesto por tres principios activos pertenecientes a dos modos de acción: triasulfurón, prosulfuron y dicamba. Los dos primeros corresponden a sulfonilureas, pertenecientes al grupo de inhibidores de ALS. Formulados como gránulos dispersables, actúan de forma sistémica al ser absorbidos a través de las hojas y las raíces, y son traslocados rápidamente hacia las zonas de crecimiento, frenando el desarrollo de las malezas. Presentan una prolongada residualidad en el suelo, inhibiendo la germinación de nuevas cohortes de malezas. En el caso que la rotación incluya soja de segunda, deben transcurrir 4 meses y 150 mm de lluvia hasta la siembra del cultivo.

El tercer componente de Mandil Xtra Pack es dicamba, herbicida sistémico y perteneciente al modo de acción de auxinas sintéticas, formulado como concentrado soluble.
Mandil Xtra también se caracteriza por su versatilidad de uso en cultivos de trigo o de cebada y su flexibilidad sobre los momentos de aplicación, contando con una ventana desde 2 hojas emergidas hasta fin de macollaje.

La presentación del Pack es para su utilización sobre 20 hectáreas, a razón de una dosis de 150cc/ha de dicamba, 10 g/ha de prosulfuron y 10 g/ha de triasulfuron.

La combinación de estos tres activos permite controlar un amplio abanico de malezas de hoja ancha como quinoa, enredadera anual, viola, sanguinaria, nabo y nabón, entre otras.

Así, mientras el protagonista de la campaña publicitaria se confunde al herbicida con un mono, Zamba apuesta con humor a concientizar sobre la necesidad de proteger los cultivos con inteligencia y buen manejo.

Imprimir nota impresora
Compartir en:

Enlaces relacionados

La importancia de la nutrición en maíz VER MáS
La importancia de empezar libre de malezas VER MáS
Trigo y maíz temprano: aliados control malezas VER MáS
Zamba propone soluciones para lograr finales felices VER MáS